lunes, 29 de abril de 2013

Problemas de coagulación, abortos recurrentes y el Síndrome antifosfolípidos

 

embarazo1

Una de las causas de abortos recurrentes, puede ser una alteración en el proceso de coagulación. Si has tenido 2 ó más abortos no provocados sin causa detectada, deberías conversar con tu obstetra y solicitar la evaluación de los anticuerpos antifosfolípidos a fin de descartar el síndrome antifosfolípidos.

El cuidado y manejo de pacientes que sufren este síntoma, debe siempre ser personalizado y requiere de un equipo de expertos de diferentes disciplinas médicas, entre ellas, un hematólogo (indispensable).

Los anticuerpos antifosfolipídicos son un conjunto de anticuerpos en la sangre. Los más comunes son:

Anticoagulante lúpico
Anticuerpo anticardiolipina
Anticuerpo Anti-b2-glicoproteína I

La presencia de estos anticuerpos se detecta con examen sanguíneo en laboratorio. Valores anormales generan problemas circulatorios generales y durante el embarazo, problemas de circulación placentaria interfiriendo con la llegada de nutrientes y oxígeno hacia el bebé. También se originan alteraciones de coagulación que se manifiestan por una disminución de las plaquetas maternas (sustancias imprescindibles para la coagulación sanguínea) y trombosis (obstrucción de vasos sanguíneos) sobre todo en la placenta.

Exámenes a realizar

Lo ideal es realizar estos exámenes antes de embarazarte si has tenido antecedentes de abortos reiterados o muerte fetal sin causa aparente, hipertensión arterial o crecimiento inadecuado del bebé intraútero. Una vez tengas los resultados, llévalos de inmediato tanto a tu obstetra como a tu hematólogo para que en conjunto te receten el tratamiento adecuado.

Solicitar un perfil de anticuerpos antifosfolipídicos que incluya lo siguiente (si no tienen el perfil, pide las pruebas de forma independiente):

Inhibidor Lúpico
Anticuerpos anti-Cardiolipina (IgG)
Anticuerpos anti-Cardiolipina (IgM)
Anticuerpos anti-beta 2 Glicoproteina I (IgG) (también referenciado como Anti B2-GPI (IgG) )
Anticuerpos anti-beta 2 Glicoproteina I  (IgM) (también referenciado como  Anti B2-GPI (IgM) )
VDRL 
Contaje y morfología plaquetaria  

También hay un perfil mucho más completo que es el de trombofilia, el cual debería contemplar al menos los siguientes exámenes:

Hematología Completa
Antitrombina III Actividad
Proteína C. Actividad
Proteína C. Concentración
Proteína S. Actividad
Proteína S. Concentración
Inhibidor Lúpico
Anticuerpos anti-Cardiolipina (IgG)
Anticuerpos anti-Cardiolipina (IgM)
Anticuerpos anti-beta 2 Glicoproteina I (IgG) [Anti B2-GPI (IgG)]
Anticuerpos anti-beta 2 Glicoproteina I  (IgM) [Anti B2-GPI (IgM)]
VDRL
Folato sérico (Ac. Fólico)  
Factor VIII Actividad
Contaje y morfología plaquetaria

Tratamientos únicamente bajo estricta vigilancia médica:

Muy frecuentemente y ante resultados anormales, se requiere de tratamiento con anticoagulantes tales como la heparina o inhibidores de la vitamina K tales como la warfarina (comercializada con el nombre Coumadin). La Warfarina no se utiliza para mejorar los pronósticos de embarazo pues es capaz de atravesar la placenta y presenta actividad teratogénica, por eso no se utiliza si hay embarazo; en embarazo se prefiere utilizar la heparina.

En embarazadas con síndrome de Antifosfolípido, el índice de nacimientos sin incidencias en mujeres que tomaron coraspirina® en bajas dosis 80 mg/día con carácter preventivo aumentó del 38% al 72%. Esto combinado con inyecciones de heparina. Sin embargo JAMÁS debe tomarse aspirina®, coraspirina® o similares, tampoco warfarina o heparina sin expresa indicación médica por cuanto si no es el medicamento requerido, puede traer como consecuencia abortos, hemorragias y otras dolencias peligrosas.

Como punto importante, es necesario NO FUMAR, recuerda que eso obstruye tus vías circulatorias empeorando la condición. Caminar ayuda a mejorar la circulación. Beber agua suficiente (2 litros diarios).

Más información

El síndrome antifosfolípidos o síndrome de anticuerpos antifosfolípidos (SAFL), también llamado a veces síndrome Hughes, es un estado autoinmune de hipercoagulabilidad causado por anticuerpos dirigidos contra los fosfolípidos de las membranas celulares. Este estado provoca una susceptibilidad aumentada a la formación de coágulos intravasculares (trombosis) tanto en arterias como en venas como así también complicaciones relacionadas con el embarazo tales como abortos espontáneos, muerte fetal, partos pretérmino, o preeclampsia severa.

El síndrome ocurre debido a un desorden autoinmune que conduce a la producción de autoanticuerpos dirigidos contra unos componentes de las membranas celulares llamados fosfolípidos (anticuerpos antifosfolípidos o aPL). En concreto, la enfermedad se caracteriza por dos grupos de anticuerpos, los llamados anticuerpos anticardiolipinas dirigidos contra un componente de las membranas de las mitocondrias, la cardiolipina y los llamados anticoagulante lúpico, que son un grupo heterogéneo de anticuerpos dirigidos contra complejos fosfolípido-proteína que tienen la característica de dificultar la cascada de coagulación en ensayos hechos in vitro,

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_antifosfol%C3%ADpidos
http://www.encolombia.com/medicina/reumatologia/reuma8301anticuerpos.htm
http://www.embarazada.com/articulo/aspirina-reduce-los-riesgos-de-sindrome-antifosfolipido
http://www.babysitio.com/embarazo/complicaciones_antifosfolip.php
http://www.inmuno21.com/portal/index.php?option=com_pruebas&view=perfil&Itemid=36

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!