miércoles, 16 de noviembre de 2011

Orgasmos

pareja 5 El orgasmo puede definirse como el punto máximo de placer por el que atraviesa una persona cuando estimula no sólo sus áreas genitales si no cualquier otra zona erógena incluso solo con el pensamiento.

Hace años, se consideraba que el orgasmo era impropio en una mujer decente pero hoy día, se sabe que el orgasmo no es solo una necesidad física sino un evento de importancia para la salud física, emocional, sexual y psicológica.

A algunas mujeres se les dificulta tener orgasmos. Apartando las causas fisiológicas o relacionadas a traumas y shock emocional (que deberán ser evaluadas y tratadas por un médico), entre las principales causas para no tener un orgasmo, se cuentan:

 

  • La baja autoestima y la falsa auto-percepción: Por ejemplo, el no sentirse atractivo, suficientemente bueno o digno. Este punto suele presentarse más en las mujeres que en los hombres.
  • El estrés
  • Problemas de pareja, especialmente celos, infidelidades, discusiones o desamor.
  • Relaciones sexuales no satisfactorias (por ejemplo, por hacerlo en lugares incómodos o no deseados, en momentos en los cuales uno o ambos no lo desea, el no saber cómo actuar o qué se desea y espera realmente o porque simplemente no se cuenta con buenas técnicas, entre muchas otras causas. En este tipo de situaciones es muy conveniente consultar bibliografía que trate sobre técnicas y poses sexuales).

Cómo obtenerlo

Lo primero es comprender que el orgasmo es algo natural, que no puede ni debe ser asumido desde la culpa o la vergüenza sino desde la auto-aceptación. Para cualquier persona suele ser altamente gratificante que su pareja llegue al orgasmo además de ser una forma no solo de sentirse unida sino de sentirse satisfecha con sus relaciones. Por tanto, la persona debe darse el permiso de sentir todos los orgasmos que su cuerpo tenga o pueda tener, sin sentirse culpable o impura por ello.

Un grave problema que suele presentarse, se da cuando el hombre no sabe satisfacer a su mujer, bien por tener en mente una penetración rápida o bien por eyacular muy rápido o porque simplemente no sabe qué le gusta a su compañera. Todo ello suele corregirse compartiendo no solo la cama sino la conversación sincera y abierta de lo que ambos desean; aprendiendo a disfrutar del preámbulo sexual: "Todo vale menos la penetración", es el lema. Se trata para ambos de asumir un rol activo en el juego previo a la penetración a fin no solo de autosatisfacerse sino de satisfacer a su pareja. Una vez que se sientan ambos listos y suficientemente excitados, entonces la penetración podrá funcionar. Obviamente hay momentos en los cuales ambos desean una penetración inmediata y ello estará bien pues no hay teorías que superen los deseos en intimidad. Vale mucho si, la imaginación y la actitud comprometida para darle placer a la pareja y obtener placer para si mismo.

Entre las muchas técnicas, se pueden mencionar: La masturbación individual y mutua, el sexo oral, las posiciones que para ambos sean más cómodas y placenteras (lo cual depende de cada persona), el crear un ambiente idóneo para intimar, las caricias, la estimulación física y emocional, el juego sexual (por ejemplo, juegos de roles) y en general hacer cualquier cosa que para ambos sea agradable y excitante.

Algunos Beneficios del Orgasmo

Los hombres que tienen orgasmos frecuentes corren un riesgo de muerte 50% más bajo que los hombres que tienen orgasmos con  menor frecuencia (menos de uno al mes).

Los orgasmos y los juegos sexuales en general pueden ser una estupenda forma de ejercicio.

El sexo frecuente y los orgasmos pueden conllevar otros beneficios en el funcionamiento cardiaco.

El orgasmo genera efecto de sedación y relajación. Al momento de llegar al orgasmo, el cerebro se relaja y algunas de sus regiones se "apagan" por lo que es fácil olvidar malos pensamientos y sensaciones de ansiedad.

Estudios australianos donde se entrevistaron a dos mil hombres menores de 70 años. En estos se encontró una conexión entre los hombres que eyaculan con regularidad (cuatro o más veces por semana) y una reducida incidencia de cáncer de próstata.

El orgasmo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

El tener orgasmos puede llegar a quemar hasta 127 calorías o 500 si es alcanza en la bañera.

El orgasmo estimula en las mujeres una hormona capaz de rejuvenecer su aspecto. De igual manera ayuda a nutrir la piel y oxigenar más el cuerpo.

Llegar al orgasmo en pareja provoca un estado de antidepresivo y reprime la sensación de soledad y abandono.

Tener relaciones sexuales y llegar al orgasmo puede aliviar fuertes dolores de cabeza, descongestionar la nariz y ayuda a combatir algunas alergias

 

Fuentes (parte del texto ha sido extraído de http://informe21.com/orgasmo/diez-beneficios-del-orgasmo-nuestra-salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!