sábado, 31 de julio de 2010

Lo que decimos vs lo que somos

curriculum1 En un curriculum vitae, lo primero que uno lee es algo como "Soy proactivo, orientado a los logros, persona de metas, flexible, con capacidad para trabajar bajo presión y con alto manejo del estrés..."

Vaya que somos mentirosos... Si, lo somos. Hoy me dio por analizarlo...

Proactivos... ¿en qué? ¿cuándo? ¿qué hacemos para sumar nuestras acciones y actividades como un todo para lograr algo? Hay que hacer la lista completa de lo que estamos haciendo y determinar si realmente somos proactivos… o si es que deberíamos comenzar a serlo.

lista metas Orientado a los logros y persona de metas.. bueno, a ver, saquemos la lista de las metas que hicimos posiblemente en diciembre... ¿cuántas metas alcanzamos? ¿Ya hicimos la dieta prometida? ¿Ya sacamos el doctorado o la carrera? ¿El curso?.. ¿Ya pintamos la casa?... ummm metas.. muchas metas. Si somos personas de metas ...¿pero nos orientamos al logro de las mismas? ¿Ya hicimos el mejor esfuerzo por alcanzarlas?

Flexibles... flexibles hasta que nos topamos con la opinión del otro y esa opinión difiere de la nuestra. Flexibles hasta que nos proponen un camino diferente. Flexibles siempre que no implique modificar nuestros pasos... Flexibles siempre que no haya nada que cambiar. Decimos que somos flexibles pero nos autocastigamos severamente si hacemos algo que consideramos que se sale de nuestro plan... Ummm, como nos gusta fustigarnos!!!


estres-trabajo Con capacidad para trabajar bajo presión... Si, siempre que no nos presionen, siempre que no haya nada que diste de nuestros paradigmas, siempre que no nos estén apurando. Siempre que no haya nadie atrasando el trabajo... Siempre que no veamos el reloj....

... Y con alto manejo del estrés... ¿Quién maneja el estrés realmente? ¿O acaso el estrés nos maneja a nosotros? ¿Será que si agregamos un poquitico más de estrés se nos sube la tensión y nos da un infarto fulminante?... ¿Será que si nos siguen pagando el mismo sueldo y seguimos estando con las mismas angustias y seguimos viendo que el tiempo transcurre sin el añorado cambio, podremos soportar seguir manejando ese mismo nivel de estrés sin desmayarnos?

Decimos mucho de nosotros pero no basta decirlo, hay que lograrlo. Y no es tan difícil como algunos creen. A veces es sumamente sencillo.

Todo es cuestión de ordenar. Si, ordenar la lista

escribiendo Mejor empezamos por identificar cuáles son nuestras metas y les asignamos prioridades y orden lógico. Por ejemplo, si las metas son un post grado y una carrera ¿no es mejor colocar primero en la lista la carrera antes que el post grado?... Dar orden priorizado es indispensable para orientarnos al logro.

Ahora si, ya tenemos la lista de metas. Ahora anidemos: Por ejemplo,la meta principal es el post grado y una sub meta (o sub objetivo) es primero sacar la carrera de pregrado porque sin ella no se puede sacar el post...De esta manera agrupamos en orden lógico, secuencial. Igual podemos tener una meta de salud (por ejemplo, adelgazar n kilos) y las sub-metas pueden ser mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, comer comida casera, hacer ejercicios... Cada una de estas sub metas implica una serie de acciones. Ahh pero un momento: ¿Si comemos comida casera sin grasas o carbohidratos dañinos, acaso no estaremos cumpliendo pasos que mejoren el colesterol y los triglicéridos y que a su vez sirven para bajar de peso, que en definitivas era la meta principal??? ¿Si hacemos ejercicios, ello no nos hará bajar de peso? Pues si, por lo que si anidamos bien las sub metas, ellas nos ayudarán a lograr las metas principales.

proyecto Ahora vamos a establecer un pequeño proyecto para cada una de esas metas y sub metas: Establecer el cómo, cuándo (hay actividades y sub-metas que prelan a otras y otras que pueden ejecutarse en paralelo), con qué (¿recursos? ummm posiblemente nace acá otra meta o sub-meta para generar esos recursos), los requerimientos y el alcance o lo que queremos lograr (por ejemplo: Bajar de peso.. ¿pero cuántos kilos?)

nadar Como todo cambio genera un nivel de estrés, para manejarlo podemos usar técnicas de relajación, ejercicios, diversión u otros. Esas herramientas o acciones nos liberan del estrés, realmente no se trata de manejarlo sino de liberarlo. Por tanto, estaremos en capacidad de hacer todos estos trabajos incluso estando bajo la presión de lograrlos a una fecha específica (calculada en forma razonable y realista. No sería realista decir que bajaremos 30 kilos en una semana)

Ahora si estamos orientándonos al logro. Pero habrá días en los que debamos ser más flexibles que en otros. Tendremos que darnos holguras. Por ejemplo, los domingos, a salirse un poco de la dieta... porque la flexibilidad baja el nivel de estrés.

accion Ya habiendo planificado, empecemos a ejecutar las actividades. Como hay que ser proactivos, ejecutemos las acciones pensando en los resultados positivos, en los beneficios, en esos logros. Porque hay que auto premiarse y motivarse. Porque hay que tener en claro que no basta intentar mil veces, hay que lograr. ¿Cómo? Venciendo los miedos... Haciendo el mejor esfuerzo posible, entendiendo que es posible replanificar si vemos que es necesario.

Hay un principio utilizado en Gerencia de Proyectos que afirma que la mayoría de los proyectos fracasan por no planificar correctamente. Y planificar, implica orden, disciplina, conocimiento, establecer metas y lineamientos. Además, debemos asumir y aceptar la disposición de actuar en función de dichas metas. Solo así, se alcanza el éxito.

plan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!