domingo, 30 de mayo de 2010

No te quejes

hombre calvo 1 Conozco a una persona que me llama cada cierto tiempo y en los aproximadamente diez minutos que dura la conversación, no hace otra cosa más que quejarse. Me pregunta cómo estoy  pero generalmente no necesita escuchar respuestas, solo necesita quejarse. Me habla siempre de lo mismo: “En la oficina todos son un desastre, es que todo es pésimo, mi jefe es un inepto, etc etc. En la casa, pues es que mi madre está muy vieja, me repite todo una y mil veces, ya me tiene estresado. De los hijos, pues el pequeño es un desordenado, que es flojo por demás. Los vecinos, el vecino es un borracho. Ah, el carro siempre falla, la gente siempre falta… me duele todo, tengo gripe”, etc etc etc…. Ya ni lo interrumpo porque se que esta persona es adicta a las quejas. Solo respondo “ahh… umjú.. que cosa vale…”… Una vez le dije: “Oye no te quejes, al menos tienes un empleo, tienes una casa, tienes a tu madre viva y a tus dos hijos”… pero la respuesta… fue otra queja!!! Esta persona con su actitud hace de todo para lograr quedarse solo en la vida, se gana el desprecio de muchos y lo peor, es que ni cuenta se da (¿o quizá no le importa?). Así es la gente que vive de la queja y del desdén…

amargado No se cuántas personas conoce uno, que solo saben quejarse. Si les va bien, se quejan. Si les va mal, se quejan. Si tienen trabajo, se quejan. Si pierden el trabajo, se quejan. Si tienen salud, se quejan. Si se enferman, se quejan. Si tienen familia, se quejan. Si esa familia hace cosas que no les gustan, se quejan… pero si pierden esa familia o se alejan de ella, se quejan también. Si llega un amor a sus vidas, se quejan. Si ese amor se va, se quejan. Si tienen mascotas, se quejan. Cuando esa mascota ensucia, se quejan. Y cuando la mascota se va, se quejan… Se quejan en voz alta, se quejan en voz baja, se quejan  hasta con el pensamiento, se quejan con su actitud… Ufff  gente que por todo, bueno o malo, se quejan…

¿Por qué en vez de quejarnos, mejor hacemos algo para cambiar la incomodidad que tenemos? ¿Por qué no mejor cambiamos las cosas, la actitud o simplemente continuamos nuestras vidas?…

gracias ¿Por qué no agradecer por lo bueno, tantas veces como nos quejamos en un día? Sería muy interesante que cada vez que nos descubramos quejándonos, agradezcamos algo bueno… por ejemplo, si me quejo porque gano poco dinero, entonces debo agradecer porque yo gano algo, pues hay gente que no gana nada… Sería muy interesante aprender a agradecer lo bueno que recibimos, antes de quejarnos tanto por lo que no nos gusta o no recibimos. Eso que no nos gusta, está allí porque lo hemos permitido o atraído y debemos cambiar la actitud para que deje de estar en nuestro camino, suavizando, agradeciendo lo bueno, apartando la queja destructiva.

Ante una persona adicta a la queja, es poco lo que se presenta que no alimenta de una u otra manera su afán por quejarse. Todo es poco, todo es insuficiente. Si se quejan por tener solo una moneda, al tener dos, en vez de sentirse mejor, sienten que ahora tienen doble motivo para quejarse.

ira La queja es producto de la insatisfacción. Y a todos nos ha pasado: Alguna cosa hay de la cual quejarse en esta vida aunque sea una vez. Pero vamos, la vida no es tan dura ni tan mala como para quejarse todo el tiempo. Las cosas pueden ser distintas a como las hemos deseado, pero permitir que esas cosas entren en nuestra vida, es nuestra decisión. Y sabiendo eso ¿Para qué quejarse entonces?… Además, cuando nos quejamos, no solo no estamos resolviendo sino que además, nos sentimos peor al respecto.

pareja molesta 3 Uno de los riesgos al quejarse, es crear un conflicto. Por ejemplo, cuando le decimos a alguien: "Este café está muy caliente, ¿acaso usted no sabe que eso quema??... esa es una queja destructiva que no resuelve nada. Ahora, si decimos: "Este café está muy caliente, ¿me lo puedes cambiar o enfriar?" el efecto es totalmente contrario, constructivo y para nada conflictivo. La queja, así como el reclamo, solo generan resistencia y agresividad en la otra persona. Aplique entonces el arte de saber decir las cosas…

a traves de la ventana Cada vez que queramos quejarnos, debemos ver a través de la ventana: Es sorprendente darse cuenta de que estamos muy bien en comparación a otros…. Y no se trata de sentirse bien por estar mejor que otros sino de entender que incluso las peores cosas, no son del todo irremediables ni todas las pérdidas son realmente un fracaso.

ricos y pobres 2¿Que no tiene la casa que deseaba? No se queje, hay gente que vive en la calle. ¿Que no le alcanzó para hacer un buen mercado? No se queje, hay gente que no tiene qué comer. ¿Que tiene gripe? No se queje, hay gente que tiene una enfermedad incurable. ¿Que tiene una enfermedad incurable? No se queje, hay gente que acaba de perder a un hijo. ¿Que perdió a un hijo? No se queje, hay gente que los perdió todos. ¿Que no le gusta su trabajo? No se queje, hay gente que está desempleada. ¿Que su pareja no es perfecta? No se queje, hay gente que no tiene pareja. ¿Que se ha peleado con su pareja? No se queje, hay gente que hoy descubrió que su pareja le era infiel. ¿Que perdió a su familia? No se queje, hay gente que teniendo familia, está en plena soledad y sin posibilidad de resolverlo o cambiarlo… ¿Seguimos?

No quejarse implica un cambio de actitudes. No se trata de aceptar lo que no nos es correcto sino de buscar soluciones en vez de lamentarnos. Incluso, uno si puede llamarle la atención a una persona si hace algo indebido, pero eso sería constructivo, mientras que en la queja no, ya que solo lo hacemos para quejar y no para resolver.

manos con pulceras de Will Bowen Will Bowen, en su libro “Un Mundo Sin Quejas”, nos reta a vivir 21 días sin quejarnos, criticar o chismear y propone un procedimiento muy sencillo para ayudarnos a monitorear y cambiar nuestros pensamientos:  El usar una pulsera de hule en alguna de las muñecas (o una liga o bien una moneda o piedra en un bolsillo), y cada vez que nos sorprendamos quejándonos, criticando o chismeando, cambiemos la pulsera a la otra muñeca, y volvamos a empezar a contar los 21 días.  Lo anterior se basa en que los científicos dicen que se lleva 21 días formar un nuevo hábito. El programa reporta que ya cerca de 6 millones de personas lo habían logrado (octubre 2009) pero los tiempos podían incluso superar los 5 meses… interesante dato para reflexionar ¿verdad? porque estas personas indicaban que se habían descubierto quejándose hasta 20 veces POR DÍA…

Si te interesa saber más sobre el programa de 21 día sin quejas, revisa estos links

http://www.vidaextraordinaria.com/2009/06/no-te-quejes
http://www.pilos.com.co/quejas/todos-nos-quejamos-cultura-de-la-quej

Medianoche

“Si algo no te gusta, cámbialo; si no lo puedes cambiar, cambia entonces tu actitud, pero no te quejes.”

Maya Angelou

“No te quejes Andrés, no te quejes por nada,
si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada…”

Simón (Canción de Willie Colón)

de-que-te-quejas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!