sábado, 29 de marzo de 2008

Vitamínate - Parte II: La Coenzima Q-10


La Coenzima Q-10, es también llamada coenzima Q10, CoQ10, vitamina Q10, ubiquinona o simplemente Q10. Para la definición de la Q10 hay que empezar por las enzimas, esas sustancias producidas por todas las células del organismo y que favorecen y aceleran innumerables reacciones químicas en el cuerpo. Pero para cumplir eficientemente su función, las enzimas requieren de la ayuda de las coenzimas. La Q10 es una coenzima (CoQ10), vital en la salud de tejidos y órganos, y en la fabricación de energía en las células.
También es común calificar a este cofactor como un micronutriente.
 
La Coenzima Q-10 es una sustancia vitamínica que está presente en nuestra alimentación, pero que también puede sintetizarse por el cuerpo : el hígado produce la coenzima Q10 normalmente y también se puede obtener en carnes rojas, pescado (macarela-salmón-sardinas-atún), soja y semillas de canola y ajonjolí.
 

Es una sustancia esencial para la producción de energía a partir de los carbohidratos, es un importante antioxidante intracelular, debido a que es un gran cazador de los radicales libres de oxígeno, por lo tanto, protege a las membranas celulares y a la LDL del daño oxidativo que estos radicales pueden causar.

La carencia de CoQ10 inducida por la prescripción indiscriminada de estatinas, pero también por el envejecimiento, resulta en una disminución de la protección antioxidante, lo que conduce a estrés oxidativo y deterioro celular.

El cuerpo humano produce la coenzima Q10 (CoQ10) que se necesita para el funcionamiento básico de las células. De hecho es cogenerador de más de 90% de la energía requerida por el organismo. Se ha reportado que los niveles de CoQ10 disminuyen con la edad y son bajos en pacientes con enfermedades crónicas como afecciones cardiacas, distrofias musculares, enfermedad de Parkinson, cáncer, diabetes y VIH/SIDA


Entre sus funciones más destacadas:

  • Estabiliza las membranas celulares,

  • Actúa como antioxidante

  • Es un nutriente esencial para la respiración celular (combustión bioquímica "encendida" o catalizada por la coenzima Q10)

  • Protege al colesterol LDL (colesterol bueno) de la oxidación,

  • Ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos y el músculo cardiaco en pacientes con fallo congestivo del corazón.

  • Es un importante antioxidante que contrarresta los dañinos radicales libres que destruyen las células y descomponen las sustancias grasas del organismo (frena en envejecimiento)

  • Mejora la enfermedad periodontal (encías), disminuyendo las placas bacterianas

¿Por qué el coenzima Q10 puede ayudar a quemar grasa?

Las células del músculo tienen que quemar la grasa para convertirla en energía y un factor crítico para realizar este trabajo en estas células es la coenzima Q10. La coenzima Q10 actúa como la "chispa" que enciende la "máquina" de quemar grasa en el músculo. En la dieta moderna es difícil obtener las cantidades adecuadas, además, los niveles de la coenzima disminuyen con la edad.


¿Es tan beneficioso para el corazón?

Ayuda al metabolismo energético de las células (ayudan al las células en la utilización y producción de energía) , sobre todo en las células cardíacas.

La Coenzima Q-10 fomenta la producción de óxido nítrico.

Este se conoce como un dañino gas responsable de la destrucción de la capa de ozono y de empañar de gris el cielo de las ciudades. Sin embargo, esta pequeña molécula tiene otra faceta altamente benefactora para la salud que explicaremos a través de su relación con la Q10: el óxido nítrico contribuye a preservar las paredes de las arterias manteniéndolas lisas y en su apropiado tono vascular, y la coenzima contribuye a la producción del óxido nítrico en el organismo. Cuando esta producción es insuficiente, las paredes de las arterias se tornan pegajosas, como el papel atrapa moscas, causando problemas coronarios. No en balde, el trabajo clínico con Q10 durante la última década se ha concentrado en las cardiopatías.


Otras de las cualidades de este micronutriente son que, en general, sus efectos beneficiosos se manifiestan a las tres semanas de iniciada su ingestión, es prácticamente nula su interferencia con los tratamientos farmacológicos y no produce efectos secundarios salvo si es consumido en dosis superiores a los 100 mg diarios cuando podría causar alteraciones gastrointestinales en algunas personas.

La proporción de esta coenzima en el organismo se puede detectar a través de exámenes de sangre o de estudios de los tejidos.

Te interesa: ¿Por qué más usar la Coenzima Q-10?

  • A partir de los 30 años disminuye la capacidad energética de las células y sus procesos naturales se hacen más lentos porque disminuye la capacidad del organismo para producir Q10.
  • La piel pierde humedad disminuye su habilidad para regenerarse y los enlaces entre las células se distienden. Es entonces cuando comenzamos a notar que áreas de nuestro cutis se repliegan en temidas arrugas y patas de gallo, y que la firmeza de nuestra piel comienza a ser historia.
  • Debido a su propiedad antioxidante, la aplicación tópica de la coenzima Q10 reduce los signos de envejecimiento cutáneo y previene la aparición de nuevas arrugas, contribuye a la reactivación de la energía en las células y neutraliza los radicales libres, mejorando la habilidad de la dermis para regenerarse.
  • Tratamiento antiarrugas Vilma Balbás, gerente de Productos de Eucerin, asegura que el Departamento de Investigación de la empresa ha experimentado con éxito el aporte externo de la Q10 a la piel, como base de este tipo de tratamientos. La marca ofrece diferentes productos con ese cofactor como parte de sus componentes, como cremas de día y de noche, contorno de ojos y fluido para piel mixta.

 

Algunos links de interés consultados sobre la enzima Q10:
 

No hay comentarios: