jueves, 13 de febrero de 2014

Mi petición

 

mariposa enjaulada

Yo no hay día que no ore. Siempre que inicio, digo lo mismo: Lo que pido, lo pido por mi y por cada persona que he conocido, conozca y esté por conocer, incluso por aquellos que no conozca y por los que todos a su vez conozcan, hayan conocido y estén por conocer, para que se conforme un espiral de luz, sanación y amor que multiplique de forma infinita e indestructible el poder de D-os.

Yo pido y personalizo en mi petición. Cierro los ojos e imagino el rostro de cada persona a quien conozco y la de sus familiares. Y pido por su paz, por nuestra liberación, por la capacidad de perdonar y ser perdonado. Y  eso es algo que hago sin rechistar. No importa si me he sentido mal por esa persona, si me ha hecho daño, o si yo le he hecho algún daño o le he hecho sentir mal. Tampoco difiere si está viva o no. Igual estará en mis oraciones.

¿Por qué? Porque sin importar qué es eso que yo pueda creer de esa persona, la gran verdad es que no soy quién para juzgarle. Puede que mi lado ¿humano? se sienta molesto con esa persona, pero mi lado "de D-os" no se contamina con eso. Simplemente pide y pide con incluso mayor devoción que para con mis seres queridos... Porque uno, quiera o no, tiene que perdonar. Perdonando al otro, se libera uno...

Siempre he sostenido, que perdonar no es poner la otra mejilla. Perdonar es liberar. Dejar que esa persona siga su rumbo sin atarse uno a ello. Si odiamos, si sentimos rencor, si perpetuamos la rabia, solo nos hacemos daño nosotros mismos. He allí la importancia entonces de perdonar... Y no, no es sencillo. Tal vez nos han engañado, tal vez nos han usado, tal vez nos han ofendido.. tal vez nosotros les hicimos lo mismo u otro tanto... Y todo  incluso pudo ser sin darnos cuenta... Pero ¿qué hacemos con eso?... D-os.. el odio pesa tanto...

Por eso, el trabajo es perdonar y la recompensa, es sentirse en paz...

Hoy leí algo que agrego desde ahora a mis oraciones… Le pido a mi Ángel de la Guarda que interceda ante los Ángeles de la Guarda de esos que  han perdido su paz, su luz, su libertad o su vida defendiendo el Amor o la Justicia… para que sean liberados y sanados, que aquellos que estén vivos aparezcan sanos y salvos y los que no, que sus almas sean liberadas y que asciendan en Luz…

Hoy como muchos otros días, entrego en oración a cada persona que haya cruzado mis fronteras. Porque si algo nos tiene que quedar en la consciencia, es que el odio solo trae tragedias...

D-os permita que mi amado país sane espiritualmente. Por cada una de las personas que hoy ha fallecido, pido que D-os les de cobijo  en su infinita misericordia. Y que a sus familiares y seres queridos, les de la capacidad de superar este dolor inmenso sin llenar su alma de rencor. Y no, no será fácil. Pero es necesario. Porque cada alma que abandona este mundo, necesita de nuestra LUZ y perdón para liberar sus ataduras...

Shalom para cada uno de nosotros. Que Hashem, D-os, Padre o como lo llame cada uno, nos brinde protección y sabiduría, capacidad de amar y perdonar, fuerza para superar el dolor y las dificultades. Que nos guíe en el camino y paso a paso, para hacernos merecedores de su propio perdón. Que nos cuide y guíe el paso, la palabra, la acción, la intención, el sentimiento, el alma, el espíritu y el pensamiento. Que todo cuanto somos y tenemos sea bendecido. Que nos inunde de un amor sanador que nos permita estar en Paz…

No hay comentarios: