sábado, 27 de julio de 2013

Ritual para el perdón usando meditación

 

Chakras

A veces creemos que no hay nada que perdonar pero nos descubrimos pensando cosas que no reflejan mucha calma. Para superarlo, hay que perdonar y liberar!!!

Leyendo el libro que cargo ("Guía espiritual para atraer el Amor" de Carolyn Boyes) y recordando algunos ejercicios de meditación, he encontrado un ejercicio bien interesante sobre el perdón. Me ha parecido sencillo, bonito y realmente me ha funcionado muy bien. Además me deja una sensación bien gratificante al saber que desde mi YO interno, puedo trabajar algo tan complejo y necesario y proyectarlo a mi YO externo.

Lo comparto:

Ve a un sitio donde nadie ni nada te moleste y donde te sientas muy cómodo. Apaga teléfonos y aparatos como TV o radios. Relájate y respira despacio y profundo. Cierra los ojos y centra tus emociones con meditación.

Visualiza una gran, abundante, cálida, brillante y poderosa luz morada que entra desde la parte superior de la cabeza desde tu coronilla (Chakra Coronilla o Sahasrara). Haz que esta luz recorra todo tu cuerpo. Siéntela empujando todo aquello que se le resista y mientras lo haces afirma sentirte bien, en paz y alineado a las fuerzas positivas del Universo y a D-os si crees en Él. Inúndate de luz morada y haz que ella comience a brotar por tus dedos de manos y pies, por tu pecho, por tu vientre, por la zona genital, por la zona de la tráquea, por la frente e incluso por la boca. Luz purificadora, sanadora y energizante entra y sale de ti.

Visualiza un escenario tipo teatro. Mentalmente invita con cariño a subir al escenario a quien deseas y necesitas perdonar. Imagínate e imagínale en calma, relajados y dispuestos a perdonar. Visualiza que están frente a frente (sentados, parados, como desees). Explica con amor y calma lo que sientes: Tus rabias, el por qué, el dolor que sientes y todo aquello que has necesitado decirle. No reproches, solo exprésale el pro qué te has sentido mal y mientras lo haces, haz que la luz morada que brota de ti le inunde también y has que la fuente de luz, esa que entra por tu coronilla, se divida entrando también en esa persona por su coronilla. Imagina que mientras más entra luz a ambos, más luz emite la fuente de forma tal que no disminuye la cantidad de luz que entra en ti sino que se multiplica recibiendo ambos la misma abundante cantidad,

Ahora dile que deseas perdonarle y liberarle, que en amor le perdonas e imagina su respuesta de aceptación del perdón y de su propio perdón hacia ti, siempre inundándose mutuamente de luz morada.

Ahora que se hayan dicho todo y se hayan perdonado, siente la tranquilidad total e imagina que les une un cordón plateado. Corta este cordón con suavidad mientras que le dices que le liberas y te liberas y que ahora ambos pueden seguir su camino en paz. Abrásale y bendícele. Deja que parta sin más.

Hazlo tantas veces necesites, todos los días que quieras y con cada persona que requieras (incluso contigo mismo). A veces es necesario repetirlo varias veces (si es que no muchas)  para lograr que te liberes de alguien en particular. Y eso no significa cortar el trato con esta persona sino liberar las malas emociones que puedan sentir y tener.

Esto funciona, pacifica y deja una sensación muy bonita de paz.

Shalom

No hay comentarios: