lunes, 20 de febrero de 2012

Lutos

rosa_luto

Los días 12 para mi, son pésimos. Mi luto es grande, de eso no reniego. Mi hijo murió un día 12 sin haberse abierto al mundo, sin conocer lo extremadamente bella que es la vida incluso cuando las cosas parecen ser terribles. Y que lo diga yo que lo he perdido, ya es mucho.

No suelo escribir sobre este tipo de cosas aquí pero hoy y a esta hora, he querido hacerlo. Porque creo que es una forma más de rendirle el debido tributo, de recordarle, de brindarle Luz para su siempre deseada ascensión. Pero este post no es solo para decir que siento esta sensación aún intensa. Sino para hablar del luto que a veces llevamos por más tiempo del que otros creen necesario.

El luto es de quien lo siente y por eso, no tiene plazo de vencimiento más allá del que internamente nos es razonable. Luto es - al menos para mi - una situación, un sentimiento y una carencia muy extensa. No se trata de simplemente llorar un tiempo. El luto conlleva sentimientos muy encontrados que nos hacen reflexionar sobre muchísimas cosas. Entre ellas, sobre lo corta que es la vida como para sufrir y lo larga que es como para llevarla en tristeza.

Creo que hoy solo quiero decir que si sientes un luto en tu alma,  debes darte el permiso de vivirlo a tu ritmo. No hay otro dueño de ese luto que tú mismo. Sea el luto por una pérdida familiar, amorosa o interna. No importa. No vivirlo y no llorarlo, equivale a mentirnos tratando de decirnos que no ha pasado nada. Pero la verdad sea dicha, el luto significa que nos ha dolido - y mucho - el haber perdido a ese ser que tanto hemos amado.

Lo que si es muy cierto, es que hay que irlo superando. En mi caso, aunque suene extraño, este luto que siento me ha hecho re-encontrarme. Me ha hecho replantearme la vida desde aspectos que yo desconocía de mi. Y de sentir - por qué no decirlo - algo que yo ya había olvidado por completo: APEGO. Y si, lo escribí hace unos meses en un post, soy anhedónica. Y por esa condición, soy muy desapegada. Pero con mi hijo todo cambió y creo que para siempre, porque sentí apego, amor infinito y sobre todo, volví a creer en cosas en las que ya no creía hacía años. Y si bien es cierto que el dolor ha sido amargo, también es cierto que la Fe y la fuerza que me sembró mi pequeño, permanecen como un escudo contra la tristeza e incluso, contra la anhedonia que siempre ronda.

Y no importa si está bien o no decirlo. Quienes me conocen saben que si hay algo de lo que no sufro, es de vergüenza por esto.De hecho, es mi mayor y constante reto: Superarlo, luchar contra esa condición y aunque sea muy poco a poco, ganarle incluso segundos a esa gran batalla que implica no dejar de sentir. Y pensaba que ese luto tan intenso acabaría por separarme del mundo, pero lejos de eso, ha sido lo contrario. Es cierto que no me apego fácilmente y que encariñarme me cuesta pero al menos puedo decir que cuando siento que me estoy desapegando más, pienso en mi hijo. Y eso calma las aguas y me devuelve al camino.

Shalom

2 comentarios:

  1. Pufff que puedo decir, de que sirven las palabras ante algo así, me has envuelto en ese sentimiento en esa pena....tus palabras han sido preciosas seguro que el ha sonreido al ver este tributo.
    me quedo con este párrafo:
    Luto es de quien lo siente y por eso, no tiene plazo de vencimiento más allá del que internamente nos es razonable. Luto es - al menos para mi - una situación, un sentimiento y una carencia muy extensa. No se trata de simplemente llorar un tiempo. El luto conlleva sentimientos muy encontrados que nos hacen reflexionar sobre muchísimas cosas. Entre ellas, sobre lo corta que es la vida como para sufrir y lo larga que es como para llevarla en tristeza.

    la muerte no acaba con el amor

    un beso fuerte

    ResponderEliminar
  2. Saludos, respondiendo comentario de Antares del 29 de marzo de 2012 10:09 sobre lutos. Antares, tú y tus palabras que siempre son un lujo en mi lectura, gracias. Me quedo con lo que me escribes, en verdad gracias. Y si, la muerte no acaba con el amor. El amor a la final siempre sobrevive a todo y ante todos. Incluso cuando se ama a quien ya no está físicamente
    Un abrazo. Paso ahora por tu blog

    ResponderEliminar

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!