domingo, 4 de abril de 2010

Educando para un mejor futuro

niña jugando Educar a un niño, requiere paciencia e imaginación. Requiere respeto por los valores que realmente son necesarios y válidos; tales como la honestidad, el amor, el respeto a si mismo y a los demás, el estudio, la dedicación, el compromiso, la cultura, el aseo personal y del espacio, el aspecto espiritual, la unión familiar, entre otros.

Además, hay que enseñar a pensar, a resolver, a producir. Es más efectivo explicar con argumentos (decir el "por qué" y "para qué" de lo enseñado) que enseñar a repetir (a “caletrear”) las cosas.

niño haciendo tarea 1 No basta repetir con una tabla de sumas en mano "2 más 2 es cuatro"... No. Hay que evidenciarlo: Usa el viejo método: Pon piezas (por ejemplo, lápices) y agrupa 2 primero y haz que el niño los cuente: Uno y Dos. Ahora agregue otros dos y haz que cuente de nuevo "Uno, Dos, Tres y Cuatro". Ahora puedes decirle a ese niño "Si agrupamos o sumamos dos objetos a otros dos objetos, el resultado es cuatro y se demuestra bien si lo cuentas". Realmente eso es más efectivo porque no se olvida fácilmente y se puede demostrar. No así el "caletre" o memorización en el cual no existe la lógica sino la orden de asumir un resultado.

niño jugando ajedrez Para enseñar lógica y capacidad de resolución, sirven los juegos de estrategia tales como el ajedrez, el juego de memorias, el dominó, rompecabezas y similares. Estos juegos agilizan el cerebro, lo ejercitan. Además, juegos de cartas de preguntas y respuestas, crucigramas, sudokus, entre otros.

nino-y-papa Créanme, la TV no es una buena opción: Un niño con un televisor, aprende más cosas negativas que positivas: Imagina a un niño viendo novelas de chicas embarazadas y solteras, asaltos, peleas, sexo, drogas y afines..., ¿Qué puede interpretar y aprender de la vida con semejantes programas? ¿O programas como "Los Teletubbies" cuyos protagonistas son atontados y tan mal hablados que balbucean las palabras hasta hacerlas casi inentendibles?. Es preferible que ocupen el tiempo con juegos de lógica, lectura o actividades extra curriculares o no, tales como pintura, teatro, natación, deportes o música.


niño comiendo En el colegio, los niños pasan muchas horas. Una buena lonchera es indispensable, no solo por la nutrición que aporte sino por la aceptación del grupo al cual el niño pertenece: No le envíes la comida mal envuelta, envuelve  los alimentos con cuidado y no solo por higiene sino por presentación. Cuida todos los aspectos, tu hijo se sentirá más motivado y comerá con más ganas. Procura agregar alimentos nutritivos: Puedes hacer hamburguesas caseras pues son nutritivas, no tendrán aditivos químicos y a los niños les encantan. Usa vasos decorados para colocar jugos o leche, así a tu hijo no le pesará tanto no llevar refrescos. Puedes engañar la vista usando potecitos plásticos de jugos comerciales y llenarlos de jugos naturales!! Agrega frutas (por ejemplo, fresas incluso pasadas por chocolate o postres como gelatinas con trocitos de manzana). Puedes picar figuritas de zanahorias y colocarlas atractivamente en su lonchera para que consuma vegetales. Opciones hay muchas y basta tener imaginación.

niño haciendo tarea 3 No le hagamos las tareas al niño ni critiquemos negativamente sus logros. Hagamos que participe en sus actividades como el protagonista que es. Hacerle la maqueta o los dibujos, o los recuerdos de las exposiciones, no es una solución. Démosle los materiales, expliquémosle cómo hacer la tarea  y dejemos que él la haga. Podemos ayudar, debemos guiar, pero NO hacer las tareas, NO hacerle sus maquetas, NO anular sus capacidades. En pocas palabras, debemos guiar, corregir pero dejando hacer y por ende crecer. Eso si, no dejes que el niño haga nada más mientras hace tareas: Así se acostumbrará que no hay juegos ni otras actividades hasta no terminar la tarea. Esto sembrará el sentido de responsabilidad y le enseñará a asignar prioridades.

hablar con niño Cuando lea mal, digámosle cómo hacerlo bien pero sin castigos. Cuando sume mal, expliquemos la suma nuevamente sin descalificarlo. Cuando ya comprenda realmente las operaciones matemáticas, puedes preguntar por ejemplo una multiplicación sencilla al azar en momentos de juego.

juego cashflow Involúcrate y participa: Juega con él al menos una vez por semana, juegos didácticos: Juegos matemáticos "Veamos quién gana: ¿Cuánto es 2x8?". Juegos gramaticales: "Dime un antónimo de la palabra ** Grande ** " Cuando acierte, le asignas una ficha azul, por ejemplo. Al final del juego, estas fichas azules pueden ser cambiadas por minutos extras de juego antes de dormirse (por ejemplo, cinco fichas por  cinco minutos, pero no más de 10 minutos extras para que no asuma que jugando puede obviar la hora de dormir.... También hay juegos de paquete o mesa tales como “Sabelotodo”, “¿Quién quiere ser millonario?”, “Cashflow”,  juegos de historia, entre otros (verifica que sea adaptado a su edad). Con esto lo que te digo es que el aprendizaje puede ser combinado entre técnicas formales de estudio y técnicas de juego educativo.


niño rabia Si se expresa en forma grosera o agresiva, si critica, dice malas palabras, gestualiza con groserías o desdén, corrígele explicando lo mal que se siente ser el objeto de semejantes expresiones. Pregúntale cómo se sentiría él si alguien se expresa de esa manera de su persona. Explícale que todos merecemos respeto y que no es un juego ni una tontería expresarse de esa manera. Si se repite, elimina ese día los juegos y hazle saber claramente que ese es un castigo por expresarse de esa manera incorrecta. No uses como castigo cosas como "Ahora no comes", "Te vas a dormir", "Te vas a bañar" o "Vete a hacer tareas" porque entonces asociará la comida, el sueño, el aseo o el estudio con castigos y tendrá aversión hacia ellos. (Puedes quitar el postre, pero no la comida...). Vale que haga planas (si, como Bart Simpson) o que simplemente no haga nada durante una media hora al menos. Se contundente y firme, pero no agresivo. No hagas caso a pataletas y berrinches. Si las hace, ignora esto, no hagas eco de la malcriadez pues así sabrá que no conseguirá nada con ello. Pero por su seguridad y tu tranquilidad, mantenlo supervisado (no lo mandes a su habitación, sino haz que se quede donde puedas verlo sin tener que dejar de hacer lo que requieras. Así lo mantendrás vigilado sin mucha complicación).

niño ayuda a limpiar su cuarto 1 Dale responsabilidades y prémiale al lograr sus metas, no con dinero pero si con afecto. Algunas actividades que pueden ser asignadas, son: Arreglar su habitación, guardar su ropa, recoger sus útiles, limpiar sus juguetes, etc. Procura una sola cosa por día para que el niño no se sienta agotado y desmotivado. Al terminar, felicítale y dile claramente que es un buen chico y que estás orgullosa de él por ser tan colaborador.

niño con la cara pintada Anímalo a hacer teatro en casa: Deja que haga su escenario con sábanas, almohadas y sillas, por ejemplo. Si no hay otros niños, participa tú en la obra, puedes pintar caras en globos (o dejar que él lo haga, mejor todavía) y hacer de estos unos integrantes de la obra (no te preocupes, los niños saben usar muy bien su imaginación en ese  sentido). Deja que se pinte, que te pinte a niño haciendo teatro 2ti; vamos ¿qué es un teatro sin pinturas en la cara?…  Y claro, toma fotos!!!  Este tipo de actividad los distrae, agiliza el cerebro, los hace creativos y además es una gran herramienta de apoyo y terapia pues a través del teatro, los niños representan lo que sienten y viven. Esto te ayudará a saber cómo está emocionalmente. Déjalo actuar libremente para poder observar sus actitudes, no lo critiques. Al finalizar, puedes conversar con él y orientarle si fuese necesario.

niño ahorrando Anímalo a producir y ahorrar: Asígnale labores no suyas específicamente (por ejemplo, que bajo tu supervisión, limpie los asientos del carro, o que pase la aspiradora en las alfombras del mismo). Por ello, asígnale una suma muy moderada de dinero: No se lo des para gastar sino que se lo colocas dentro de la alcancía en su presencia hasta que él aprenda a hacerlo. Y felicítalo, explicándole que su dinero estará disponible el fin de año o el día de su cumpleaños o cuando pase de grado, para gastarlo en algún juguete o artículo de su preferencia. No gastes su dinero ni dejes que otros lo toquen. Es suyo y se lo ha ganado.

celebra cumpleaños del niño Felicítalo, hazle saber que sus logros son importantes. Porque así valorará el esfuerzo, sabrá que por eso tendrá la aceptación que merece. Y dará entonces el justo valor al esfuerzo. Involúcrate sanamente en la vida del niño, coparte con él, hazlo partícipe de tus alegrías, celébrale siempre su cumpleaños, no importa si es solo picar una torta, pero hazlo. Deja que él sepa que es muy importante para ti.

niño orando Al menos una vez al día, dedica al menos unos diez minutos a cultivar su parte espiritual. Este tiempo puede irse aumentando para reforzar su fe y su visión emotiva de la vida. Hablo de solo diez minutos porque a veces es mejor empezar por poco e ir aumentando este tiempo. Lo ideal es que ya se haya cepillado los dientes, lavado y empijamado. Que se acueste dispuesto a dormir. Entonces oren juntos y den gracias por todo lo bueno, por la vida, por la comida, por la escuela. De esta manera aprenderá a ser agradecido. Pidan por ustedes mismos y por los seres queridos. De esta manera aprenderá a ser considerado y a tomar en cuenta a los demás. Además, recuerda que quienes tienen fe, suelen ser personas más exitosas y seguras, esperanzadas y felices. No se trata de inculcar una religión si no lo deseas, pero si de inculcar fe y esperanza. Ten paciencia si él decide hacer sus oraciones muy largas: Posiblemente pedirá por sus juguetes, sus amigos, sus mascotas, sus familiares uno a uno, etc etc. No desesperes ni cortes su inspiración, deja que pida por lo que ama.

biblia para niños Si gustas inculcar algo de religión, puedes leer un salmo tranquilizante o alguna historia bíblica pero te recomiendo que uses una biblia para niños o libro infantil de oraciones pues el lenguaje que usan, es mucho más sencillo para su comprensión. En las librerías puedes comprar libros de orientación religiosa y oraciones diseñados especialmente para niños. Incluso si así lo dictan tus creencias, puedes llevar el libro a tu orientador espiritual, quien te indicará la mejor manera de usarlo.

contar_cuentos Procura leerle o cantarle antes de dormir. Esto lo tranquiliza y le enseña a gustar de la lectura y la música. Procura cuentos con imágenes para que se las puedas mostrar.

En fin, son muchas las cosas que podemos hacer para inculcar valores y disciplina, sin llegar a los gritos y regaños.

2 comentarios:

  1. wow este artikulo es una muy buena guioa mas aun kuando eres madre joven y aun no te educas ni a ti misma gracias

    ResponderEliminar
  2. Saludos, respondiendo al comentario de Carla el 5 de enero de 2012 15:16 Ante todo gracias por participar. Me alegra qu ete sea útil el artículo. En efecto, no es sencillo criar y menos al ser joven porque se va aprendiendo en el camino, con los momentos de indecisión y duda que ello implica, pero lo importante es poder reflexionar y tomar las decisiones necesarias para lograr que lo hecho que consideremos, pueda cambiar. A veces las decisiones son sencillas y otra no. Incluso a veces nos toca tomar decisiones que pueden parecer a otros muy duras, pero créeme el tiempo da frutos y hasta las decisiones más duras nos hacen a todos madurar siempre que se hagan en pro de las mejoras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!