viernes, 12 de febrero de 2010

Una cosa a la vez

Esta semana tuve la suerte de participar en un Taller muy especial: “Liderazgo Personal” . De ello estaré generando varios post pues la información recibida, ha sido no solo excelente sino muy valiosa.

lista metas Hoy, particularmente quiero mencionar uno de los muchos puntos conversados en dicho taller: El tema se basó en las metas y Eduardo – nuestro facilitador – dio un ejemplo muy interesante: “En diciembre hacemos la lista de todo lo que haremos en el nuevo año… valdría revisar la lista al culminar el año y determinar si realmente hicimos lo escrito. Porque la mayor tendencia es no ejecutar más del 20% de lo que estipulamos…. Deberíamos entonces hacer de esa lista un proyecto personal, priorizando cada uno de los elementos anotados y cada cierto tiempo hacerle seguimiento, cumplirlo y lograr lo deseado”…

Nos sucede muchas veces: Queremos hacer todo lo que no hemos hecho durante mucho tiempo, tan solo en un día. En un instante nos evaluamos y notamos que el tiempo ha ido pasando sin que hayamos cubierto nuestra propia expectativa. Sin que hayamos hecho todo aquellos que nos impusimos como meta.

Creo que un punto válido, es revisar esos elementos de nuestra lista, depurar y priorizar, asumiendo que hay metas factibles y otras que son inútiles, innecesarias o incumplibles.

circulo 1 Al priorizar, clasifiquemos con sentido de objetividad y visión de necesidades reales. Agrupemos entonces pues es muy posible que varios elementos se refieran a un mismo objetivo. Esos objetivos que logremos determinar, esos deberían conformar la verdadera lista de metas. Cada uno de esos nuevos elementos debe ser manejado como un proyecto individual, diseñando por ello la estrategia para lograr lo deseado. De esta manera aplicamos un principio muy básico: Dividir un todo en sus partes para manejarlo con mayor facilidad.

Luego, cada uno de los elementos, objetivos o metas debe a su vez no solo asociarse a una estrategia sino a un diseño realista que permita al ejecutarle, lograr lo requerido.

Si mi meta es tener buena salud, las actividades de ese proyecto deben incluir ejercicios, dieta sana y completa, realizar actividades divertidas (cine, teatro, arte o cualquier otra actividad que nos divierta); cultivar las relaciones interpersonales (familiares y amistades), lograr buen balance laboral, etc..

A su vez, cada actividad puede ser subdividida como sub-proyecto. De esta manera podremos enlazar, proyectar resultados, establecer tiempos y esfuerzos realistas, lograr establecer incentivos, entre otros.

Una cosa a la vez. Incluso si hay actividades en paralelo (que las habrá porque para lograr un todo, debe existir la suma de logros de sus partes): Criterio, razonamiento, equilibrio y realismo deben prelar. Porque la idea no es estresarse sino lograr metas con la mayor felicidad posible.

estrategia 1 Todo esto, implica organizarse, aprender a asignar (y cumplir) tiempos basados en calidad, esforzarse, disfrutar de lo que se está haciendo. Como ven, aunque pueda parecer un poco complicado, no lo es. Porque tomamos en cuenta lo que deseamos, lo que nos gusta, lo que necesitamos y claro, lo que lograremos.

Este tema continuará en nuestro blog, no solo por la importancia que supone, sino porque como decimos, “hay mucha tela que cortar”…

Abrazos

Medianoche 2010

Fuente: Taller “Liderazgo Personal” – Facilitador: Eduardo González. Caracas – Venezuela.

PD: Espero poder publicar los datos de contacto de Eduardo, solicitaré para ello su autorización.fingerscrossedsmile_regular

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!! Deja tu comentario pero recuerda, se respetuoso ya que esta página es visitada por público de todas las edades!!!