martes, 11 de marzo de 2008

Algunos truquitos de belleza; Mascarillas, exfoliaciones y esos puntos negros!!!



Mascarillas milagrosamente buenas y naturales siempre hay en el mercado. Pero yo te dejo estas que puedes hacer en casa y que funcionan, yo las he probado y son excelentes!!!

Lo primero: Lava tu cara con agua y un jabón suave y neutro. Coloca con las yemas de los dedos un exfoliante (por ejemplo a base de semillas de albaricoque, si no tienes uno, puedes usar azúcar preferiblemente no refinada o moler tus propias semillas). Con las yemas de los dedos harás movimientos circulares siguiendo la musculatura de la cara, la idea es que las células muertas sean removidas. No lo hagas en el contorno de ojos y boca. Unos dos minutos son suficientes, luego enjuaga con abundante agua. Si tienes piel grasosa, acné o puntos negros, haz una vaporización con una infusión de manzanilla durante unos 3 a 5 minutos máximo. Limpia con una gasa suave estéril impregnada en la misma infusión.

No pellizques la cara.

Enjuaga con abundante agua fría. Seca con un paño suave y limpio dando toques. Esto puedes hacerlo una vez por semana o cada 15 días. Para las otras semanas, basta lavar con agua y jabón suave neutro. Si tu acné es infeccioso habla con tu dermatólogo, quizá necesites algún antibacterial. Procura no tomar sol el día de la limpieza (puedes hacerlo de noche y así será más cómodo)

Luego de limpiar y secar tu rostro, aplica suavemente la mascarilla a temperatura ambiente o fría y déjala durante 20 minutos, enjuaga con mucha agua. Seca nuevamente. Estas mascarillas las he usado incluso en el contorno de los ojos sin problemas.

1.- Mascarilla a base de huevo: Mezcla bien un huevo completo, una cucharadita de miel y una cucharadita de leche o yogourt.

2.- Mascarilla de cacao: Ralla 1 cucharadita de cacao puro (no debe tener ni leche, ni endulzantes ni otros aditivos) y mezcla con 1 cucharadita de leche. Con la misma cucharilla "aplasta" para obtener una pasta uniforme. Puedes colarlo en caso de requerirlo, usando para ello una gasa fina. Aplica la pasta obtenida. Lo puedes usar en todo el cuerpo, incluyendo el cabello.

3.- Mascarilla de avena: Toma 1 cucharada de avena en hojuelas y colócala en el picatodo o la licuadora, obtendrás una harina (no uses las harinas de avena que ya vienen listas, hazlo con la hojuela y así sabrás que no tiene aditivos) Mezcla con 1 cucharadita de leche o 1/2 cucharadita de yogourt, si hace falta agrega más leche y mezcla bien hasta obtener una pasta suave pero no muy líquida. Tendrá cierta textura granulada. Aplica suavemente.

4.- Mascarilla de aguacate (para rostros resecos) Toma un aguacate maduro y haz un puré en un mortero. Aplica frío en tu rostro. Si tu cabello es seco, puedes usar esto también. Igual en el resto del cuerpo.

5.- Mascarilla de caviar (para rostros secos, semi secos, con arruguitas o bien para la zona del contorno de los ojos): Una cucharadita de caviar y 1/2 cucharadita de aceite de oliva extra virgen (procura que sea de buena y reconocida marca para que estés segura de que realmente es extra virgen). Adicionalmente unas hojitas de yerbabuena o hinojo. Primero haz una infusión de yerbabuena y cuando esté lista, déjala tapada y en la nevera para que enfríe (procura obtener 2 tazas de infusión). Coloca en tu mortero el caviar y procésalo hasta romper los huevitos. Trata de obtener una pasta homogénea, será del color del caviar y algo viscosa. Agrega el aceite. Mezcla muy bien. Aplica. No te preocupes por el olor ya que el mismo desaparecerá fácilmente. Deja 15 a 20 minutos. Enjuaga con mucha agua hasta que hayas retirado todo. Enjuaga ahora la con la infusión. Procura enjuagar también tu smanos.

6.- Mascarilla de manzanilla para rotros cansados, hinchados o con acné: Usa manzanilla natural, no de sobre sino la flor. Esto lo consigues en cualquier mercado o tienda que venda productos naturistas y plantas tipo especias. Haz una infusión con 1 taza de agua ya hirviendo y 2 cucharadas de manzanilla natural. Deja hervir a fuego medio durante 2 ó 3 minutos. Apaga, coloca en un envase de barro, piedra o porcelana, tapa. Puedes usar la infusión de manzanilla fría, al natural e incluso tibia. Remoja una gaza o pañito fino y colócalo en tu cara y vuelve a introducir el pañito cada 5 minutos en la manzanilla para volverlo a colocar en el rostro.

7.- Mascarilla de fresa y mora: 1 fresa roja, 1 mora madura. En el mortero procesa la fruta hasta obtener una pasta. Aplica. Puedes agregar si lo deseas, 1 cucharada de yogourt

8.- Mascarilla especial: Haz una infusión de manzanilla natural y deja reposar la misma, tapada y separada en dos tazas. En el picatodo (milonillo eléctrico) coloca dos gajos de durazno con su piel y un poco de alfalfa. Procesa hasta que quede lo más molido posible. Agrega una cucharada de leche al natural o fría, 1 cucharadita de cacao preferiblemente recién rallado/molido y natural (sin aditivos, edulcorantes ni lácteos), 1 cucharada de harina de avena (recuerda hacerla tú moliendo las hojuelas de la avena) y si lo deseas, 1 cucharada de yogout natural. Nuevamente procesa para obtener una pasta (la misma dados sus componentes, NO será homogénea). Aplica suavemente en el rostro y deja actuar durante unos 5 minutos. Sumerje una gasa o pañito fino en la infusión de manzanilla de la primera taza, extrae el exceso de líquido pero no mucho. Coloca la gasa en tu rostro (sobre la mascarilla) y deja actuar durante 15 ó 20 minutos. Puedes humedecer la gasa varias veces requieras pero al retirar de tu rostro no la frotes o roces para que no se elimine la mascarilla de la piel. Te recomiendo hacer este proceso acostada para que no se ruede la gasa. Luego enjuaga con mucha agua hasta retirar todo, enjuaga la gasa o usa una nueva y sumérjela en la infusión de la segunda taza, colócala en tu rostro lo más húmeda posible por 5 minutos más. Retira la gasa y seca solo dando toques con un paño suave.






Tips:

Puedes mezclar las mascarillas de avena, cacao y huevo. El efecto es simplemente fantástico.

Si usas yogourt, este debe ser natural: Sin azúcar o frutas.

Luego de hacer los tratamientos, no enjuagues con jabón, solo con agua y preferiblemente termina enjuagando con manzanilla al final.

Si vas a colocar algún producto sea de humectación o maquillaje, primero lava con agua muy fría (preferible de nevera y si es mineral, mejor), pasa un hielo por tu cara durante 2 ó 3 minutos (puedes envolverlo en una gasa o pañito delgado para mejor manejo y evitar lastimarte), seca suavemente dando toques con un paño suave y espera al menos 15 minutos antes de aplicar tu maquillaje o crema

A la hora de dormir, con la cara ya limpia, incluso luego del tratamiento, humedece (no "enchumbes", solo humedece) un hisopo con aceite de oliva extra virgen o aceite de vitamina E (puedes obtenerlo de una cápsula comestible o cosmética) y pásalo muy suavemente por el contorno de ojos, especialmente donde se forman las arruguitas llamadas "pata de gallina" y en los labios y sus comisuras. Con el dedo índice da suaves toques (no frotes) para que el aceite se absorva bien. Al día siguiente amanecerás más rejuvenecida.

Usa jabones especialmente diseñados para tu rostro: Suaves, PH neutro, sin aromas, cremosos. Hay jabones como el de avena, que son semi exfolintes.

Si tienes puntos negros, mezcla unas gotas de agua oxigenada de 30 volúmenes con una pizca de polvo decolorante (productos para teñir el cabello) y con un hisopo, pon un poquitico de la mezcla solo sobre el punto negro. Deja actuar durante 2 minutos y enjuaga con mucha agua al natural, culmina enjuagando con manzanilla. Poco a poco esos puntos desaparecerán.

Si tienes manchas, puedes revisar mi post sobre Manchas en la Piel

Algunas mascarillas al secarse, tensan mucho la piel mientras se están aplicando, por ello es necesario que al colocarlas, te relajes. Acuéstate, coloca música de relajación, respira profundo y despacio, piensa cosas agradables, da para ti mensajes como "Estoy feliz, cada vez que respiro me siento muy tranquila y feliz y me provoca sonreir". Te darás cuenta de que sonreirás aún sin querer. Puedes colocar unas rodajas o lascas de pepino sobre ojos y mejillas o bien sobre todo el rostro, encima de la mascarilla. Todo esto permitirá que la mascarilla actúe mejor ya que el rostro estará relajado. Además, tu ánimo mejorará de inmediato.


La arena de playa es un excelente exfoliante natural para tu cuerpo


Si tienes arena fina (no gruesa porque daña la piel) y limpia de playa, la puedes usar como exfoliante en tu cuerpo, solo hazlo suave con el agua de playa. Además, si caminas descalza por la arena suavizarás la planta de los pies y evitarás las temidas durezas. Esto deberías hacerlo si la playa es limpia y de oleaje fuerte (las playas sin oleaje tienden a estar contaminadas) y preferiblemente tomando arena del agua lo más lejana posible a la orilla (mientras más profundo el lecho, mejor pues el oleaje limpia la arena).
Procura no usar arenas de playas donde los moluscos estén. Hay quienes lavan y luego hierven la arena de forma tal que la pueden almacenar y reusar. Para ello se valen de coladeras de tela (como las usadas para el café artesanal). Pero en este caso, deberías almacenar en un colador plástico y tapar como mucho con una gasa permitiendo que el aire la mantenga seca para evitar hongos.

Espero que sean de utilidad para ti estas mascarillas y estos consejos.
Saludos!!!

4 comentarios:

  1. esta muy bien que des estos tips para la bellleza para ayudar a las personas a cuidar su piel

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gustaria saber que efectos tiene si la mascarilla de huevo no fue retirada sino hasta despues de 2 horas? agradeceria una respuesta.

    ResponderEliminar
  3. PARA Q SE PASA EL HIELO EN LA CRA NENA

    ResponderEliminar
  4. Saludos respondido comentario del 17 de febrero de 2012 19:31 sobre uso de hielo en tratamiento facial . Ante todo gracias por participar y disculpa la tardanza en la respuesta. El hielo al ser frío, se envuelve en un pañito o pañuelo y se pasa por la piel para estimular la circulación y bajar inflamación. Para la circulación: Lo ideal es alternar entre frío y calor. Si es en el rostro, se pasa despacio y sin hacer presión por toda la cara luego de haber realizado la limpieza, no solo estimulará la circulación sino que ayudará a cerrar los poros. Si requieres suavizar la inflamación de los ojos (por ejemplo, por trasnocho) pasas el hielo en las llamadas "bolsas" (la parte de las ojeras, bajo los ojos) con suavidad. Una vez que has terminado todo, puedes colocar sobre tus párpados compresas frías de manzanilla o infusión de pétalos de rosas

    ResponderEliminar